Nuestra historia

Koninklijke ERU es una empresa quesera neerlandesa independiente y, desde hace más de 195 años, es parte indispensable de Woerden, la ciudad que se encuentra en el corazón verde de los Países Bajos. Desde que la familia Ruijs comenzó su negocio de quesos en Woerden en 1824, ERU se ha mantenido fiel a este lugar.

Koninklijke ERU tiene pasión por el queso y se ha centrado en la producción de productos de queso fundido de calidad. Con la ampliamente conocida tarrina Goud, ERU ha conquistado un lugar entre muchas familias neerlandesas, mientras que con su gama de productos de queso, ERU sigue siendo una vista familiar en las mesas de desayuno y almuerzo de muchas personas.

Pero para ERU, la innovación también es importante. En ese sentido, los deseos de los consumidores siempre son centrales. ERU responde a esto con innovaciones de productos que son saludables y sabrosos.

1824
El comienzo
1959
Los años 50: tarrina Goud
1993
Años 90
1999
Distinción Real
2023
ERU en la actualidad

ERU, que originalmente era comerciante de quesos, fue fundado en Woerden en 1824 por el Sr. Egbert Ruijs (E RU), un verdadero amante del queso de primera calidad. En sus comienzos vendían quesos cortados y varias variedades de quesos.

Alrededor de los años 20 del siglo XX se buscaban métodos para derretir el queso. Después de exitosos experimentos con el fundido de quesos, la primera fábrica se abrió en 1938, donde se hizo posible la producción a gran escala de queso fundido. Más tarde, el éxito del queso fundido fue tan grande que ERU empezó a centrarse principalmente en el queso para untar.

 

En 1959 se introdujo la tarrina Goud, que rápidamente se convirtió en el éxito de ventas de ERU. Queso para untar envasado en una tarrina única para esa época. El producto resultó ser todo un éxito. En el primer año se produjeron unas 50.000 tarrinas Goud.

Esto hizo que la tarrina Goud fuera una digna sucesora del queso para untar Hompie: triángulos de cincuenta gramos en una caja redonda, envasados en papel de aluminio. El envase de la tarrina Goud en (por aquel momento) papel de aluminio resistente era nuevo y se convirtió en la patente de ERU.

En aquel momento había una máquina de llenado para llenar las tarrinas. Un par de señoras cerraban las tarrinas manualmente. En aquel entonces, decenas de millones de tarrinas y otros productos salían de Woerden cada año.

En respuesta a las tendencias y necesidades, con el tiempo, la gama de la tarrina Goud (Goudkuipje) se amplió con otros sabores: el sambal y la mostaza salieron al mercado y ofrecieron a los consumidores más opciones.

En 1993, el éxito de la tarrina Goud llevó a la introducción de una variedad baja en grasa, la acertadamente llamada tarrina Zilver (Zilverkuipje). Más tarde, la tarrina Zilver fue rebautizada como tarrina Slim (SlimKuipje), que ya ha sido sustituida por ERU Balans: un queso bajo en grasa con un toque de yogur desnatado y con solo un 5 % de grasa.

Con motivo del 175º aniversario, en 1999, la reina Beatriz concedió a ERU la distinción “Koninklijk” (Real) como una preciosa corona a muchos años de artesanía. Desde ese momento, la corona Real se convirtió en parte del logotipo de ERU. En 2007 ERU se enorgullece de haber introducido un nuevo y contemporáneo logotipo con la Corona Real, que encaja perfectamente con los valores fundamentales de ERU.

Royal ERU fabrica los mejores productos de queso desde 1824 y se ha ganado su reputación como una marca neerlandesa líder. El punto de partida de ERU es responder a las necesidades de comodidad, salud y disfrute del consumidor con su gama de productos.

Actualmente ERU ofrece una amplia gama de productos de queso que satisface una gran variedad de gustos y necesidades. En 2008 ERU introdujo un nuevo producto a base de queso muy curado: ERU Prestige, el primer queso para untar a base de queso curado picante. Pero también la reintroducción de ERU Chèvre doux, ERU Crème de Brie y ERU Crème au Bleu ofrece al consumidor mucha variedad todos los días.